CURRY DE VERDURAS CON TEMPE DE GARBANZO Y LECHE DE COCO

curry de tempe y verduras

Solemos tener recetas que nos encantan y preparamos todas las semanas. Para mí, el curry de verduras con tempe de garbanzo y leche de coco es una de ellas. Este que te propongo es mi favorito de todos los que he preparado hasta el momento, aunque admite muchas variaciones y todas están riquísimas.

Además, es uno de esos platos que me despiertan sensaciones. Hay especias que tienen ese don, y la esencia que contienen no sólo impregnan nuestra cocina, sino que van directas a conectar con nuestras emociones. Es sencillo de elaborar, pero si dispones de algo de tiempo para disfrutar de cada aroma y apreciación, no sólo te vas a nutrir del alimento, también de la energía creada desde esa sinergia entre tú y el alimento esencial.

Te cuento también que es uno de esos platos que puedes incorporar a tu recetario para disfrutar mientras te nutres. No suelo cocinar con alimentos refinados, consumir el alimento integral tiene muchos más beneficios y también considero que tienen más y mejor sabor. A veces, los pequeños cambios crean grandes resultados, y en la cocina tenemos multitud de opciones para ello. Una idea para este curry es sustituir el arroz blanco que suele llevar como acompañamiento por un arroz integral. Puede ser basmati o de otra variedad. También, en lugar de arroz, lo puedes servir con quinoa o con “arroz” de coliflor, como puedes observar en las dos primeras fotografías. Una pequeña elección pero con grandes consecuencias a favor de mantener la salud y el bienestar.

Este curry lo puedes preparar con tempe o directamente con legumbre y utilizar el tipo de curry que más te guste. De todas formas te va a quedar delicioso. 

También cambiar las verduras según tu preferencia o  la temporada. Es importante que siempre hayan verduras en tu plato. Bien cocinadas son una verdadera delicia para el paladar, son alimentos que nuestro organismo reconoce y sabe cómo procesarlos sin dejar residuos tóxicos que a la larga pueden dar problemas de salud. Si necesitas consejo o ideas, no dudes en preguntarme, puedes hacerlo en comentarios o en el formulario de contacto. 

Curry de verduras y arroz de coliflor

En esta receta de curry verás pequeños cambios de ingredientes y cocinado para que el resultado sea un éxito, a nivel organoléptico y también digestivo.

Por un lado, haremos una salsa de curry con cebolla, especias y leche de coco que después añadiremos a las verduras. Es muy fácil de preparar y haciéndolo en dos tiempos, en lugar de ir añadiendo todos los ingredientes a la misma olla, mejora mucho el resultado y la textura final.

Por otro lado, este curry se prepara con tempe de garbanzo en lugar de con legumbre. El tempe es un fermentado de origen indonesio, preparado inicialmente con soja y que actualmente se comercializa elaborado con otras legumbres y cereales. Reúne los beneficios del fermento y también de la legumbre.

El garbanzo es una fuente de proteína de alto valor biológico al contener todos los aminoácidos esenciales, que son los que el organismo no produce y los debemos obtener del alimento. Tiene bajo índice glucémico, contiene gran cantidad de fibra y es un alimento que, junto al resto de legumbres, cuida de nuestros riñones, órganos guardianes de toda nuestra energía ancestral, la que recibimos de nuestros antepasados en el nacimiento y que hay que cuidar muy bien puesto que se gasta pero no se regenera. Si a todo esto le añadimos los beneficios de la fermentación, el resultado es un alimento de gran calidad nutricional y con más facilidad digestiva.

Curry de verduras, tempe, coco, quinoa

Curry de verduras con tempe de garbanzo y leche de coco

AutorUshuaiaCategoríaPlato principal

Para 4 personas:
 250 g de tempe de garbanzo
 2 o 3 cebollas (unos 500 g)
 3 zanahorias medianas
 ¼ de brócoli y su tallo entero
 3 dientes de ajo
 1 C de comino en grano
 ¼ C de jengibre en polvo
 1 C de curry amarillo en polvo
 1 T de leche de coco (250 ml)
 aceite de coco o de oliva virgen extra
 sal marina
 arroz integral cocido, quinoa cocida o "arroz" de coliflor para acompañar

1

Corta la cebolla en pluma. Pela el tallo del brócoli y córtalo a cubos y sus flores en cuartos. Pela la zanahoria y córtala en oblicuo no demasiado pequeña. Pica los ajos. Trocea el tempe en cubos de 1,5 cm aproximadamente.

2

Calienta un poco de aceite de coco o de oliva en una sartén. Añade la cebolla, sal, saltea durante 3-4 minutos a fuego fuerte. Después, baja el fuego al mínimo, tapa la sartén y cocina, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos.

3

Tuesta el comino en grano en la misma sartén. Simplemente, con la espátula, aparta un poco de cebolla y deja un hueco libre para ello. Si lo necesitas, añade un poco más de aceite. Incorpora el ajo, el jengibre y cocina todo 5 minutos a fuego medio. Si no tienes el hábito de usar especias, comienza por menos y ves añadiendo a tu gusto.

4

Pon todo el contenido de la sartén en el vaso de la batidora, añade el curry en polvo y la leche de coco. Tritura y reserva.

5

En la misma sartén, añade un poco más de aceite y saltea las zanahorias, el tempe de garbanzo y el tronco del brócoli hasta que las verduras estén al dente.

6

Incorpora la salsa de curry que tienes reservada. Mezcla todo a fuego medio. Si necesitas más líquido, añade caldo de verduras, agua o más leche de coco. Tienes que obtener una salsa densa pero en cantidad suficiente para recubrir todos los ingredientes.

7

Añade las flores de brócoli y cocina 3 minutos más. Esto, junto con el calor residual, es suficiente para que el brócoli se cocine lo necesario, manteniendo el crujiente y sus vitaminas.

8

Sirve con un poco de perejil o cilantro fresco y acompaña con arroz integral, quinoa o "arroz" de coliflor.

Ingredientes

Para 4 personas:
 250 g de tempe de garbanzo
 2 o 3 cebollas (unos 500 g)
 3 zanahorias medianas
 ¼ de brócoli y su tallo entero
 3 dientes de ajo
 1 C de comino en grano
 ¼ C de jengibre en polvo
 1 C de curry amarillo en polvo
 1 T de leche de coco (250 ml)
 aceite de coco o de oliva virgen extra
 sal marina
 arroz integral cocido, quinoa cocida o "arroz" de coliflor para acompañar

Instrucciones

1

Corta la cebolla en pluma. Pela el tallo del brócoli y córtalo a cubos y sus flores en cuartos. Pela la zanahoria y córtala en oblicuo no demasiado pequeña. Pica los ajos. Trocea el tempe en cubos de 1,5 cm aproximadamente.

2

Calienta un poco de aceite de coco o de oliva en una sartén. Añade la cebolla, sal, saltea durante 3-4 minutos a fuego fuerte. Después, baja el fuego al mínimo, tapa la sartén y cocina, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos.

3

Tuesta el comino en grano en la misma sartén. Simplemente, con la espátula, aparta un poco de cebolla y deja un hueco libre para ello. Si lo necesitas, añade un poco más de aceite. Incorpora el ajo, el jengibre y cocina todo 5 minutos a fuego medio. Si no tienes el hábito de usar especias, comienza por menos y ves añadiendo a tu gusto.

4

Pon todo el contenido de la sartén en el vaso de la batidora, añade el curry en polvo y la leche de coco. Tritura y reserva.

5

En la misma sartén, añade un poco más de aceite y saltea las zanahorias, el tempe de garbanzo y el tronco del brócoli hasta que las verduras estén al dente.

6

Incorpora la salsa de curry que tienes reservada. Mezcla todo a fuego medio. Si necesitas más líquido, añade caldo de verduras, agua o más leche de coco. Tienes que obtener una salsa densa pero en cantidad suficiente para recubrir todos los ingredientes.

7

Añade las flores de brócoli y cocina 3 minutos más. Esto, junto con el calor residual, es suficiente para que el brócoli se cocine lo necesario, manteniendo el crujiente y sus vitaminas.

8

Sirve con un poco de perejil o cilantro fresco y acompaña con arroz integral, quinoa o "arroz" de coliflor.

CURRY DE VERDURAS CON TEMPE DE GARBANZO Y COCO

Notas:

 

● Si no tienes tempe, añade garbanzo cocido. Va a quedar delicioso de todas maneras y seguirá siendo un plato muy saludable y nutritivo, perfecto para consumir en invierno y calentarnos con las especias mientras cuidamos de nuestra energía.

● Cambia la zanahoria o el brócoli por otras verduras que te gusten más o que estén de temporada. ¡Con champiñones queda delicioso!

● Puedes hervir previamente el tempe para hacerlo todavía más digestivo. Para ello, introduce el bloque entero o partido en dos en agua hirviendo, déjalo durante diez minutos en el fuego, escurre y ya puedes usarlo en esta o en cualquier otra receta.

● Si lo acompañas con arroz integral, o decides utilizar garbanzo cocido, te recomiendo los tengas ya cocinados y refrigerados durante al menos 24 horas. De esta manera, cambian su estructura dando paso al almidón resistente de tipo III, con el beneficio de disminuir su índice glucémico, reducir la absorción de hidratos de carbono y potenciar el efecto prebiótico en el intestino. Después, ten la precaución de no calentarlos en exceso.

●Si optas por el “arroz” de coliflor, tan sólo tienes que triturar las flores con un procesador (con cuidado de no pasarte, puedes hacerlo a pulsos) o rallarlas con un rallador típico. Después, saltea durante un par de minutos ( 4 como máximo) con una pizca de sal y pimienta y ya lo tienes. Es una buena opción para cuando no tenemos reservas de cereal en la nevera y al no estar sobrecocinado además de tener buen sabor, se mantienen sus propiedades nutricionales.

Verduras y tempe al curry
Elabora este delicioso plato con mucha presencia, para que aromas y sensaciones conecten con tu corazón y el momento de preparar tu comida sea tranformado en un verdadero acto de amor. Disfruta mientras mezclas despacito, hueles y te impregnas de todo lo que fluye mientras cocinas. Es un regalo.
Con amor y gratitud..
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *