TRUFAS FESTIVAS CARAMELO DE PISTACHO

Trufas de caramelo de pistacho

Estas “trufas” de caramelo de pistacho están pensadas para celebrar y compartir. Son perfectas para celebraciones y les tengo especial cariño, siento verdadera gratitud mientras escribo estas líneas. Han sido creadas pera bendecir los vínculos con las personas con quien compartimos vida. Esos vínculos con personas maestras y esenciales en nuestro camino hacia el ser, de quienes aprendemos lecciones muy valiosas de vida. Si las preparas, recuerda poner toda tu intención en ellas, esto también es nutrición. Siente el amor y agradecimiento que quieres transmitir, te aseguro que lo van a recibir y lo que te puede llegar después puede ser sorprendente. Con el deseo de continuar construyendo relaciones auténticas y libres. Con todo mi corazón, deseo que si las preparas te nutran de amor.

Trufitas de caramelo de pistacho

AutorUshuaiaCategoríaSnacks y postres

Bolitas de pistacho caramelo

Para unas 15 trufas:
 1 T de pistacho crudo pelado (130 g) y algo más para rebozar
 ¼ T de nueces de macadamia crudas (35 g)
 ½ T de azúcar de coco (60 g)
 ¼ T de nata de almendra para cocinar (50 g)

1

Pulveriza el azúcar de coco hasta hacerlo glass. Reserva.

2

Tritura las macadamias hasta convertirlas en harina. Hazlo por poco tiempo y a velocidad alta para que no se conviertan en pasta. Reserva.

3

Haz lo mismo con los pistachos, pero en dos tiempos. Añade media taza a tu batidora o procesador y tritura hasta convertirlos en harina. Reserva.

4

Ahora añade la otra media taza y tritura a pulsos, dejando trocitos de pistacho en granillo para dar textura a las "trufas".

5

Pon a calentar en un cazo la nata de almendras junto con el azúcar glass de coco durante unos cinco minutos, a fuego bajo y con cuidado de no quemarte, hasta que tengas un caramelo espeso.

6

Añade al cazo la harina de macadamia, la harina de pistacho y el granillo de pistacho. Cocina dos o tres minutos más mientras remueves hasta obtener una masa muy espesa.

7

Traspasa la masa a un bol, deja que enfríe y refrigera durante un par de horas. Esto es para que después puedas formar las "trufas" fácilmente.

8

Pasado el tiempo, humedécete las manos para que no se te quede la masa pegada y ves formando las bolitas. Después, reboza en harina de pistacho y vuélvelas a refrigerar hasta el momento de servir.

9

Si puedes, prepáralas con un par de días de antelación para que sequen un poquito y disfrutar de una mejor textura. También las puedes congelar.

Ingredientes

Para unas 15 trufas:
 1 T de pistacho crudo pelado (130 g) y algo más para rebozar
 ¼ T de nueces de macadamia crudas (35 g)
 ½ T de azúcar de coco (60 g)
 ¼ T de nata de almendra para cocinar (50 g)

Instrucciones

1

Pulveriza el azúcar de coco hasta hacerlo glass. Reserva.

2

Tritura las macadamias hasta convertirlas en harina. Hazlo por poco tiempo y a velocidad alta para que no se conviertan en pasta. Reserva.

4

Ahora añade la otra media taza y tritura a pulsos, dejando trocitos de pistacho en granillo para dar textura a las "trufas".

5

Pon a calentar en un cazo la nata de almendras junto con el azúcar glass de coco durante unos cinco minutos, a fuego bajo y con cuidado de no quemarte, hasta que tengas un caramelo espeso.

6

Añade al cazo la harina de macadamia, la harina de pistacho y el granillo de pistacho. Cocina dos o tres minutos más mientras remueves hasta obtener una masa muy espesa.

7

Traspasa la masa a un bol, deja que enfríe y refrigera durante un par de horas. Esto es para que después puedas formar las "trufas" fácilmente.

8

Pasado el tiempo, humedécete las manos para que no se te quede la masa pegada y ves formando las bolitas. Después, reboza en harina de pistacho y vuélvelas a refrigerar hasta el momento de servir.

9

Si puedes, prepáralas con un par de días de antelación para que sequen un poquito y disfrutar de una mejor textura. También las puedes congelar.

TRUFAS FESTIVAS CARAMELO DE PISTACHO
Trufitas de caramelo de pistacho

NOTAS:

Si puedes, te recomiendo mucho que las prepares con un par de días de antelación. Van a quedar algo más secas y mejora mucho la textura. Si te sobran o quieres preparar más cantidad para otra celebración, las puedes congelar. Después, simplemente déjalas descongelar a temperatura ambiente. Te quedarán perfectas.

Puedes reducir la cantidad de azúcar de coco, adaptándolo al gusto personal y al umbral de dulzor. Si este dulce no estuviera creado para personas a quien quiero mucho y pensando en su disfrute, seguramente le habría añadido menos cantidad. El paladar se acostumbra a los sabores naturales cuando se va reduciendo el dulce artificial, pero no todos nos encontramos en el mismo momento. Sigue tu intuición y seguro el resultado es un éxito.

Creadas para bendecir los vínculos y agradecer a los seres con quienes voy aprendiendo en esta experiencia humana.
Con Amor.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *